miércoles, 7 de junio de 2017

La batalla de Verdún

Información de la Batalla


A lo largo de la Primera Guerra Mundial hubo gran cantidad de batallas que pasaron a la historia por su crudeza, número de muertos y cantidad de recursos empleados en ellas. Pero si hay una batalla que todo el mundo recuerda, además de la batalla del Somme, es la batalla de Verdún. Esta batalla se desarrolló a lo largo de diez meses, se recuerda como la más larga y la segunda más sangrienta a lo largo del conflicto, cobrándose más de medio millón de vidas humanas y suponiendo una cantidad aún mayor de heridos. Se estima que el 70 % fueron a causa de la artillería lanzada a lo largo de los meses, con un total de 25 millones de proyectiles lanzados sobre las colinas de Verdún. La razón por la cual la batalla se extendió tanto en el tiempo, se debe a la posición geográfica de Verdún y a su sistema de fortificaciones que permitían la resistencia francesa ante el ataque alemán. También entra en juego el plan del jefe del estado mayor alemán, Erich Von Falkenhayn, quien no tenía una intención latente de conquistar la plaza, sino de atacar este lugar tan simbólico e importante estratégicamente para los franceses, para hacer el máximo daño posible a su ejército y debilitarlo a lo largo del tiempo. 

El primer día de la batalla se produjo el 21 de febrero de 1916. En este momento el Imperio Alemán lanzó en torno a un millón de proyectiles, haciendo caer el infierno sobre sus enemigos franceses, sin embargo, ante la sorpresa inicial, los franceses supieron reponerse de los ataques alemanes gracias a una inteligente organización de su logística con el uso de camiones. Para junio de 1916, el General Pétain se puso al mando del sector y reconquistó todo el territorio perdido frente a su enemigo. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cinco momentos de la Historia Medieval de España que no tienen nada que envidiar a Juego de Tronos

Si bien es cierto que los libros de George RR Martin y la  serie de HBO se caracteriza por sus brutales intrigas palaciegas, giros de guión...